Blog

Construir mejor, construir correctamente: una nueva herramienta para una infraestructura sostenible y capaz de adaptarse al clima

29 Ago 2019

Por Gracia Ramírez, CoST Honduras

OCP trabajó recientemente con la Presidencia de Taiwán para realizar un hackatón internacional, invitando a participantes de todo el mundo a proponer soluciones para construir una infraestructura mejor y más sostenible utilizando los datos abiertos. El evento fue un gran éxito, OCP quedó impresionados con la calidad del trabajo y lo innovador de los proyectos realizados por todos los participantes, por lo que estamos orgullosos de presentar los proyectos de los mejores equipos en esta serie de blogs.

English version

Honduras es uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático en el mundo, por el aumento de las temperaturas ha soportado sequías, huracanes, inundaciones, deslizamientos de tierra, entre otros eventos climáticos, que son cada vez más severos y frecuentes. Adicionalmente, los modelos climáticos predicen que estos efectos serán aún más severos en el futuro cercano.

Honduras tiene usos mixtos de la tierra y enfrenta desafíos difíciles para lograr el equilibrio adecuado entre las actividades de desarrollo y las preocupaciones ambientales. En muchas ocasiones, los proyectos de infraestructura se han desarrollado sin la planeación adecuada o sin considerar que están en ubicaciones sensibles a nivel ambiental. Además, a menudo la cobertura de los servicios básicos es deficiente, lo que a su vez genera conflictos sociales en todo el país.

CoST Honduras reunió a un equipo de expertos en políticas y técnicos para generar ideas innovadoras que permitan mejorar el proceso de planeación de proyectos de infraestructura. A partir del análisis inicial realizado por CoST Honduras, descubrimos que los proyectos de infraestructura a menudo son:

  1. Aprobados y construidos en lugares inapropiados, incluyendo áreas ambientalmente vulnerables;
  2. la causa de los graves impactos ambientales durante la construcción, como la degradación y la deforestación; y
  3. comprometidos o afectados como resultado de eventos climáticos extremos.

Tras una inspección más cercana, también descubrimos que en la mayoría de los casos, los criterios y razones para otorgar licencias ambientales para proyectos de infraestructura propuestos no estaban claros o en el peor de los casos se desconocen.

¿Qué hicimos?

Se nos ocurrió la idea de una herramienta llamada INFRAS para proporcionar información detallada sobre los riesgos ambientales de los proyectos de infraestructura propuestos (ver la arquitectura del sistema a continuación).

Nuestra visión para INFRAS es beneficiar a los funcionarios del gobierno, el sector privado y los representantes de la sociedad civil al: 

  • mejorar la claridad y la comprensión del alcance de las violaciones ambientales;
  • mejorar la toma de decisiones y los procesos para reducir los impactos y riesgos ambientales; e
  • identificar oportunidades para desarrollar proyectos de infraestructura más sostenibles.

Esto evitará que se construyan proyectos de infraestructura en áreas protegidas ambientalmente, como los bosques lluviosos, o áreas peligrosas para el medio ambiente, como las que son propensas a inundaciones o deslizamientos de tierra.

En un primer paso, recopilamos datos de diferentes fuentes, que incluyen:

  • SISOCS: un portal de transparencia de infraestructura que revela datos sobre 1,445 proyectos de infraestructura en todo su ciclo de vida del proyecto: desde la planeación hasta la finalización. (Próximamente, SISOCS publicará datos OC4IDS);
  • SINEIA: el Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental administrado por el Ministerio de Recursos Naturales;
  • Mapas de uso de la tierra administrados por el Instituto de Conservación Forestal que contienen datos sobre licencias ambientales y áreas protegidas; y
  • SINAGER: un sistema de alerta temprana administrado por la Agencia Nacional de Contingencias que proporciona mapas de riesgos y vulnerabilidades.

Con estos datos, creamos INFRAS, una herramienta fácil de usar con un panel de análisis visual que incluye un mapa interactivo de «banderas rojas». En la fase conceptual, INFRAS muestra:

  • Proyectos de infraestructura aprobados junto con sus correspondientes licencias ambientales (o demuestra la falta de ellas);
  • Inconsistencias entre proyectos aprobados y requisitos reglamentarios ambientales;
  • Proyectos aprobados sin evaluaciones de impacto ambiental (EIA) o fallas en la divulgación de EIA.

Con INFRAS, los ciudadanos tendrán acceso a información más detallada sobre proyectos de infraestructura en todo Honduras y sobre la medida en que estos proyectos cumplen con las regulaciones ambientales. También estamos trabajando en un mecanismo público de monitoreo o retroalimentación para que los ciudadanos puedan enviar actualizaciones y observaciones en tiempo real sobre proyectos en curso.

¡Presentamos nuestro trabajo en el Hackathon presidencial de Taiwán y, junto con el equipo Mentadak de Malasia, clasificamos como uno de los dos equipos ganadores!

¿Qué aprendimos?

Algunos resultados iniciales de la muestra de datos introducidos en INFRAS fueron:

  • El 75% de los proyectos de infraestructura aprobados recibieron una licencia ambiental
    • PERO el 72% de los proyectos con una licencia ambiental (es decir, el 54% de todos los proyectos de la muestra) mostraron inconsistencias o errores en el tipo de licencia otorgada (lo que se requería legalmente frente a lo que se otorgaba);
    • El 76% de los proyectos con inconsistencias fueron financiados por fondos nacionales;
    • El 94% de los proyectos con inconsistencias fueron administrados por una entidad contratante.
  • El 25% restante de los proyectos continúe a pesar de que no habían recibido las licencias ambientales requeridas.

El hackathon también nos ayudó a identificar nuevas extensiones que se pueden agregar a la plataforma SISOCS y al Estándar de Datos de Contratación Abierta para Infraestructura, específicamente en lo relacionado con la evaluación ambiental en la etapa de planeación del proyecto.

¿Qué haremos a continuación?

Nuestro prototipo se limitó a identificar irregularidades entre los requisitos de licencia ambiental y las licencias otorgadas, sin embargo, ampliaremos este proyecto para incluir parámetros adicionales, como datos sobre áreas forestales o ambientalmente protegidas, así como patrones climáticos, incluida la probabilidad de eventos climáticos extremos que pueden causar deslizamientos de tierra e inundaciones. Esto garantizará una evaluación adecuada de la vulnerabilidad de los proyectos de infraestructura y permitirá a los responsables de la toma de decisiones planear y diseñar mejores proyectos de infraestructura resilientes al clima.

Más adelante, planeamos incorporar datos e indicadores para analizar la sostenibilidad social, institucional, económica y financiera de los proyectos, como la adquisición de tierras y las necesidades de reasentamiento, así como los planes de vida y mantenimiento esperados del proyecto.

Dado que los agricultores hondureños ya están huyendo de los efectos del cambio climático, el desarrollo económico y humano en el país dependerá de la construcción de infraestructura sostenible y capaz de adaptarse o resiliente al clima. Esto hace referencia a muchos de los objetivos consagrados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible; la construcción de infraestructura sostenible (Objetivo 9) es crucial para que las ciudades sean seguras y resistentes (Objetivo 11), así como para proteger y promover el uso sostenible de nuestros bosques y tierras (Objetivo 15). Estamos entusiasmados con el potencial de nuestra herramienta para proporcionar a los tomadores de decisiones una mejor información sobre los proyectos de infraestructura y, a su vez, ayudarlos a tomar las decisiones correctas para los ciudadanos de Honduras y para el medio ambiente.